Sarcoidosis

Tratamiento

 

La sarcoidosis es una enfermedad rara que no tiene cura conocida, aunque puede tratarse para aliviar los síntomas e intentar retrasar su avance. No siempre requiere tratamiento ya que la enfermedad puede remitir por si sola; en otros casos, bastará con tratar los síntomas y en otros será necesario tratamiento para la inflamación, retasar el crecimiento de los granulomas y/o evitar o mitigaruna lesión orgánica causada por la sarcoidosis.

Los medicamentos que en la actualidad se utilizan para combatir la sarcoidosis son:

  • Los corticosteroides: el más frecuente es la prednisona
  • Metotrexato: suele emplearse si la persona rechaza los corticosteroides o en combinación con estos.
  • Infliximab, conocido también como Remicade; un anticuerpo monoclonal con una potente acción antiinflamatoria.
  • Otros fármacos como la Azatioprina, hidroxicloroquina, clorambucilo, ciclofosfamida y pentoxifilina pueden utilizarse si los corticosteroides y el metotrexato no son eficaces.

La mayoría de los medicamentos empleados son inmunosupresores (afectan al sistema inmunológico) y por tanto aumentan la sensibilidad del enfermo a las infecciones. Además de los fármacos mencionados, el médico puede recomendar otros que alivien los síntomas en relación al órgano afectado y/o prevengan los efectos secundarios de la medicación principal

SpanishEnglishFrenchGermanCatalanBasque
error: El contenido esta protegido por derechos de autor!!